¿Quiénes somos?

La comunidad educativa Colegio Montessori de Irapuato surge en el año 1997, de la necesidad de crear un ambiente favorable para el desarrollo integral del niño, un lugar donde se promueva la cultura, el amor por el aprendizaje y el trabajo, en donde se fortalezcan las relaciones interpersonales, manteniendo una actitud de responsabilidad y compromiso con los valores humanos.

Nuestra meta es ayudar a a formar en cada niño una personalidad auténtica, abierta, autónoma, donde cada uno desarrolle su iniciativa, acreciente su experiencia e incremente al máximo sus capacidades.

Nuestro colegio ofrece una propuesta educativa basada en la filosofía y pedagogía de la Dra. María Montessori, un método de vanguardia con resultados exitosos en el proceso de formación del ser humano.

¿Qué es Montessori?

Montessori es una filosofía, y un método educativo, que hace énfasis en el potencial de desarrollo de los niños desde temprana edad y que ayuda a desarrollar este potencial utilizado docentes especialmente entrenados, además de materiales de enseñanza especiales en un ambiente preparado científicamente conforme a las necesidades del niño en sus diferentes etapas de desarrollo.

María Montessori creía firmemente que ningún ser humano puede ser educado por otro.
Las personas se enseñan a sí mismas, a través de sus sentidos; tomando del ambiente que le rodea, lo que necesitan para lograr su desarrollo. Para la Dra. Montessori, la educación es entonces, un proceso natural.

La Dra. Montessori afirma que todos los niños tienen un deseo natural de aprender, que poseen fuerzas internas que los impulsan hacia ese desarrollo. A lo largo de muchos años de trabajo y observación, ella reconoce la existencia de etapas sucesivas de crecimiento en los niños, en donde cada una cuenta con sensibilidades especiales que orientan el desarrollo físico y mental de los niños. Se caracterizan por ser momentos o periodos en la vida del niño en los cuales siente la necesidad o el interés intenso por adquirir determinado conocimiento o experiencia.

Montessori descubre que estas sensibilidades orientadoras constituyen las necesidades del niño, las cuales DEBEN ser satisfechas y que son universales a todos los niños. Y ella responde a esto con un sistema educativo en armonía con estas leyes naturales.

Ella hizo al niño el centro de la educación; su programa de trabajo está adaptado a sus intereses y necesidades y a cultivar en él ese propio deseo natural de aprender.

El Ambiente Montessori

La Dra. Montessori habla de un ambiente preparado como el lugar que motive a crear, que invite a llevar a cabo una serie de experiencias donde el niño incansable perfeccione sus movimientos, adquiera la gracia y habilidades humanas, donde los sentimientos sociales se despierten en sus relaciones con otros niños, donde sean colaboradores activos, donde se inicie el sentimiento de dignidad al aprender a valerse a sí mismos, donde la conciencia pueda desenvolverse, donde pueda realizar proyectos comunes y descubrir significados.

El ambiente preparado de un aula Montessori es el lugar donde las niñas y niños encuentran todo lo que se necesita para satisfacer su sed de conocimiento e investigación de acuerdo con sus intereses en cada etapa de su desarrollo.

Trabajando en un grupo con edades, habilidades, culturas e intereses diversos, el ambiente permite al niño elegir compañeros de trabajo con quienes se sienta más a gusto, sea mayor o menor; los más pequeños cuentan con modelos a imitar entre los mayores, y estos a su vez refuerzan sus conocimientos al serles posible ayudar a sus compañeros. Cada niño trabaja a su propio ritmo y a su nivel. Un ambiente Montessori es un lugar alegre y acogedor. Todo el mobiliario está a la escala de los niños: mesas, sillas, estantes. Los niños en el aula Montessori están libres de juicios por parte de los adultos que tanto inhiben el impulso creativo.

Paralelos entre educación Tradicional y Montessori

  • Educación tradicional

    • Importancia de los grados, notas, premios y castigos.
    • Los niños se agrupan por cursos.
    • Sentados en puestos asignados, recibiendo lecciones del maestro.
    • El curso estudia una materia a la vez, al ritmo del grupo.
    • Los profesores son intermediarios de la verdad.
    • El educador es maestro.
    • El error lo controla el maestro.
    • Educar se confunde con instruir para ganar, competir para el reconocimiento social.
    • Compiten contra los demás.
    • Generalmente, pasivos y receptores.
    • Lo que importa es qué aprende.

  • Educación Montessori

    • La formación de sí mismo es la motivación principal.
    • Los niños se agrupan por edades.
    • Trabajan donde les resulte adecuado, con libertad.
    • Cada niño sigue su propio plan de trabajo y a su propio ritmo.
    • Cada niño busca su verdad, en contacto directo con su ambiente.
    • El educador es Guía.
    • El error también lo controla el niño.
    • Educar es desarrollo personal, es “formación para la vida”.
    • Compiten contra sí mismos.
    • Activos y aprenden haciendo.
    • Importa no sólo el qué, sino el cómo aprende.